Una visita al USS Intrepid, un museo inédito de Nueva York

USS_intrepid

Si hay una ciudad donde lo excéntrico y lo insólito es lo más normal del mundo es Nueva York. No existe otro lugar en el mundo como la Gran Manzana, pero esta reputación no es de gratis, ya que además de los espectáculos más fastuosos, las tiendas más extravagantes y los contrastes más increíbles, tiene museos increíblemente originales. Uno de ellos es el USS Intrepid, sin duda uno de los museos más inéditos de Nueva York.

También conocido en su momento como The Fighting I, el USS Intrepid es un portaaviones real de la Segunda Guerra Mundial que tras muchas batallas se transformó en buque-museo y se encuentra atracado desde 1982 en el río Hudson en la costa de Manhattan, específicamente en el muelle 86 de la avenida 12, entre las calles 45 y 46. Visitarlo es toda una aventura original en cualquier viaje a Nueva York.

Con el nombre oficial de Intrepid Sea-Air-Space Museum, es un museo flotante de temática militar, donde también se exploran temas sobre la tecnología aplicada a la aviación y al espacio. Ningún lugar podría ser mejor para esta increíble exhibición que un portaaviones que antes de ser dado de baja tuvo una extensa carrera habiendo sido utilizado en conflictos como la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Vietnam.

Fue el primer portaaviones de los Estados Unidos con la tecnología para lanzar aviones con catapultas de vapor y también participó en las labores de rescate de varios proyectos de la NASA, como el Gemini o el Mercury. En un país con una fascinación por los conflictos bélicos y toda la tecnología resultante, el Intrepid Sea-Air-Space Museum no podría tener una mejor ubicación.

Recorrerlo te permitirá no sólo recorrer la cubierta y ver aviones de guerra reales, sino también conocer su interior y ser testigo de cómo era la vida y cómo dormían los que trabajaban en un portaaviones de guerra. Pero esa es sólo una parte del recorrido (que también admite visitas guiadas), ya que este museo esconde muchas otras sorpresas.

Una de las exhibiciones más curiosas es la del Pabellón del Espacio, donde se expone el prototipo del transbordador espacial Enterprise que dio luz verde a ese programa espacial. Allí tendrás acceso a conversaciones reales, objetos verdaderos y la oportunidad de dar un vistazo externo al famoso transbordador.

Si quieres conocer un submarino verdadero, junto al USS Intrepid se encuentra el Growler, el único submarino americano abierto al público. Conoce el cuarto de los torpedos, la sala de comunicaciones, el cuarto de control o las instalaciones de la tripulación.

Pero la verdadera joya encima del USS Intrepid la hemos dejado para el final ya que sobre su cubierta se encuentra un Concorde Alpha Delta G-BOAD, uno de los tantos modelos de aviones supersónicos que comenzaron a volar en la década de 1970. La visita guiada del Concorde incluye la exclusiva oportunidad de conocer esta legendaria aeronave en su interior, así como la cabina del piloto y comprender la tecnología de los vuelos supersónicos. Una visita que no te dejará indiferente.