Usando Google Street View para buscar hotel

Usando Google Street View para buscar hotel

¿Por qué elegir hotel a ciegas cuando un simple ordenador con conexión a Internet puede facilitar muchos datos de su ubicación e incluso ver los alrededores como si se estuviera allí mismo?

Google Street View no es una herramienta nueva. Fue introducida en EEUU ya en 2007 y llegó a Europa un año más tarde, cuando los estrambóticos coches equipados de cámaras en el techo empezaron a recorrer las calles de las ciudades fotografiándolas para recrearlas en un entorno panorámico total, de 360 grados de movimiento horizontal y 290 vertical en una aplicación de globo terráqueo interactivo.

El resultado es la posibilidad de introducirse, casi literalmente, en el casco urbano de cualquier sitio -previamente tratado- a través del célebre programa Google Earth. Simplemente hay que arrastrar un muñequito amarillo llamado Pegman hasta la calle por donde se quiere «pasear» y moverse por ella en 3 dimensiones con total libertad.

Por ello, ésta es una herramienta muy interesante para los turistas y viajeros ya que, aparte de ayudarles considerablemente a conocer los destinos que van a visitar con un realismo que no consiguen mapa o guía algunos, puede ser usada para buscar alojamiento y situarlo en su entorno real. Así se verá su aspecto exterior, los accesos, si hay tiendas o restaurantes cerca, transportes, distancias reales respecto a sitios de interés turístico, etc.

Buscar hotel con Google Street View

Si, por ejemplo, se entra en un buscador de hoteles o en la propia página web de alguno en concreto, un enlace que nos envíe directamente a la vista 3D del lugar en Google Street View sería un enorme valor añadido a la hora de decidir dónde hospedarse. Porque no es que únicamente facilite la dirección, como sucede cuando nos proporcionan la vista de Google Maps (que ya fue un gran avance en su momento y está implementado ya en todos los buscadores y prácticamente en todas las webs de hoteles), es que también permite ir directamente a «verlo», en el sentido total de la palabra; tal y como se haría en persona en la propia ciudad.

Y es que no es lo mismo tener que imaginar toda suerte de detalles viendo el simple y liso dibujo de la planta de una calle en un mapa que sumergirse en una recreación fotográfica exacta, en todas sus dimensiones, planta perfil y alzado, y con toda capacidad de movimiento en su entorno. Con la ventaja añadida de que esta aplicación puede utilizarse en dispositivos móviles y portátiles, por lo que la experiencia del viajero no se limita a la planificación previa desde el lugar de origen, sino que puede resultar perfectamente útil ya en pleno viaje de forma improvisada.

El potencial de la herramienta, así como su presencia en el sector, va a ir en aumento con el tiempo, pues Google pretende cubrir la mayor parte posible de la Tierra, en la medida de lo posible. Está planificado que próximamente se incluyan las principales ciudades de los países de Europa occidental, septentrional y central, habiendo sido iniciada ya la cobertura en varios países asiáticos. En la web oficial de Street View se puede consultar la lista de localizaciones, que se actualiza regularmente.