Vacaciones en barco: un lujo al alcance de todos  

Si tu sueño es pasar unas vacaciones cerca en el mar pero estás cansado de playas abarrotadas y la búsqueda interminable de párking, ¡alquilar un barco es tu solución! Se acabó el levantarse a las nueve de la mañana para pelear por un trocito de arena en la playa y el sentir invadido tu espacio por la sombrilla del vecino. Imagína tus vacaciones en barco y despertarte en una cama con vistas al mar y darte un chapuzón en el agua nada más desayunar…

vacaciones en barco

Planea tus vacaciones en barco

Ahora, gracias a Halcón Viajes, puedes acceder a las calas más recónditas en destinos como Grecia, Turquía o las Islas Baleares, por ejemplo, alquilando tu propio barco con patrón. No te preocupes por la gestión del asunto, ya que te proporcionarán un capitán si no sabes navegar y te aconsejarán sobre los mejores barcos en función de tus necesidades.

La ruta la eliges tú mismo: amarra todos los días en el puerto de una ciudad diferente y olvídate de tener que volver por la noche a tu hotel porque ¡la cama viaja contigo! También de atascos y de siestas interrumpidas: en el camarote dispones de tu propio mini apartamento con todo lo que necesitas.

Cuando te canses de las ofertas de ocio y la vida nocturna de las mejores localidades costeras del mundo, puedes alejarte navegando y comenzar una aventura marítima, alcanzando playas recónditas, disfrutando de la exclusividad de bañarte sin vecinos y descubriendo cuevas marinas para practicar snorkel< o buceo. Y para los amantes de la pesca y otros deportes náuticos, todo es mucho más sencillo desde tu propio barco.

Puedes elegir el tipo

Sólo falta que elijas la semana que prefieras y el tipo de barco que más te convenga. Las motoras son las más rápidas para cabalgar las olas, los catamaranes ofrecen muchísimo espacio para toda la familia y los veleros son ideales para dejarse llevar por el viento. También dispones de alquiler de barcos por días, para que planees pequeñas escapadas con familia o amigos.

Para la mayoría de amantes del mar y la playa, poseer un barco supone un gasto inconcebible: al coste de compra hay que sumarle el amarre, el seguro, los impuestos y el mantenimiento. Asimismo, sacarse una licencia de patrón tampoco es coser y cantar. Todo ello demanda una importante cantidad de tiempo y dinero.

En cambio, el chárter de un barco ofrece la posibilidad de alquilar un velero, catamarán, motora o goleta unas pocas semanas al año sin preocuparse de nada más. Y, sobre todo, a un precio asequible, desde 35 euros la noche (mucho menos que un alojamiento barato), lo que convierte las vacaciones en barco en una experiencia de lujo al alcance de todos los bolsillos.

Las ventajas de alquilar un barco por Internet

La  gran ventaja de alquilar un barco por Internet es que puedes hacerlo desde la comodidad de tu casa, a cualquier hora del día y sin necesidad de contestar interminables llamadas o cadenas de emails. El pago a través de la red permite iniciar la reserva con un pequeño desembolso inicial y completamente online para luego ir pagando el resto según mejor convenga a todo el grupo.

Por supuesto, hay disponibles multitud de destinos y puedes comparar las ofertas de distintos barcos en cada lugar para quedarte con el mejor precio. Además, el sistema de reservas de barcos es en tiempo real, como cuando reservas hotel, por lo que la nave queda automáticamente asignada y nadie más podrá alquilarla para esas fechas.

Tienes para elegir entre más de 1.500 barcos en más de 80 destinos. No te lo pienses más y prepárate para unas vacaciones diferentes en verano.

vacaciones en barco