Valldemossa: Arte, Historia y naturaleza en la isla de Mallorca

Hoy vamos a viajar a Mallorca a través de la Historia, el Arte y la naturaleza. En esta ocasión, dejaremos a un lado sus playas. Vamos a visitar uno de los más especiales lugares de la isla balear: Valldemossa, un pequeño y pintoresco pueblo situado en la Sierra de Tramontana.

El pueblo de Valldemossa

Son muchos los motivos que hacen de Valldemossa uno de los principales atractivos de Mallorca. Pero quizá el reclamo más repetido haya sido su relación con un artista de tanto renombre: Frédéric Chopin. El compositor hizo del pueblo su hogar y su vinculación fue breve, pero intensa. 

El alojamiento elegido por el compositor polaco fue la Cartuja de Valldemossa. La visita a este antiguo palacio, y posterior monasterio, se ha convertido en una visita obligada. Además, durante el recorrido, tendremos la oportunidad de escuchar un concierto de algunas de sus piezas más representativas.

Valldemossa ha sabido conservar el encanto de su arquitectura tradicional. Se trata de un lugar con mucho encanto, con calles empedradas y grandes casonas señoriales. Unido al entorno que lo rodea, hacen de este pueblito mallorquín un destino ideal para viajar tanto en familia como en pareja.

Se trata además de un pueblo ideal para hacer senderismo. Entre las rutas más populares destaca el camino de l’Arxiduc. Esta excursión recorre los mismos senderos trazados por el Archiduque Luis Salvador a finales del siglo XIX. Durante el camino, podremos admirar algunos de los más hermosos paisajes de la Sierra de Tramontana. Otro de sus atractivos son los acantilados que rodean la localidad de Deià, un pueblo singular vivió el escritor británico Robert Graves.

El itinerario culmina en lo alto de la montaña Puig des Teix. Cuenta con nada menos que 1.064 metros de altitud y ofrece unas vistas que quitan el aliento. La excursión completa tiene una duración de entre cuatro y cinco horas. Para poner fin a la jornada, os recomendamos probar algún plato típico de la genuina gastronomía mallorquina. ¡Una delicia!

Artículos relacionados