Viajes Aleatorios en velero (II parte)

Hoy os presentamos la segunda parte de la entrevista que hemos realizado a Silvia y Johan, dos viajeros que se echaron a la mar con su velero Alea, hoy su casa flotante. Conoceremos cómo se vive a bordo, dónde y cómo están pasando sus últimos meses. Podéis saber más de ellos en su blog Viajes Aleatorios.
Halconviajes.com Entrevistas Alea

Vistas del Alea

¿Cómo es el día a día abordo, especialmente cuando estáis en alta mar?

Por el momento nuestra travesía más larga ha sido el cruce del Atlántico 23 días con sus noches viendo mar. Puesto que hacemos guardias mientras navegamos, especialmente durante la noche, establecemos turnos de tres horas mientras las que uno vela y el otro duerme empezando a las 20h y acabando a las 8 de la mañana, si a eso sumamos una siestita cada uno durante el día, resulta que la mayor parte del tiempo de la travesía la pasas solo mientras tu pareja duerme. Ese tiempo yo lo ocupo principalmente leyendo (soy una lectora compulsiva) y Johan prefiere simplemente dejar vagar la mente, disfrutar del viento en la cara, pensar.

El resto del tiempo se pasa vigilando la pesca, cocinando, limpiando y sobre todo ¡charlando sin prisa alguna!

Mucha gente viene a visitaros ¿Cuál es el perfil de vuestras compañías y en qué suelen estar más interesados?

Halconviajes.com Viajes Aleatorios

Johan con niños locales

Mucha gente llega a nosotros a través de la lectura de nuestro blog www.viajesaleatorios.blogspot.com y lo hacen con el ánimo de pasar unos días de vacaciones diferentes y para charlar con nosotros del viaje global -como lo pensamos, lo preparamos, lo vivimos-, algunos de ellos tienen conocimientos náuticos y otros quieren aprender los rudimentos básicos de la vela, pero también los hay que sólo quieren vivir unos días la experiencia de disfrutar de rincones únicos a los que no se puede llegar de otro modo que navegando… Hemos tenido niños a bordo, la persona más mayor estaba cerca de los 80. Yo diría que no hay un patrón. Lo que sí tienen todos en común es que vienen a compartir los mejores días del año con nosotros: sus vacaciones.

Actualemente a muchos de los amigos que pueblan nuestra agenda, los hemos conocido porque han venido a pasar unos días a bordo.

Para nosotros es una parte fundamental del viaje: viajamos para conocer países, paisajes, pero sobre todo para conocer gente. Compartir el viaje lo hace más intenso y sin duda mejor.

Parece que os estáis quedando en San Blas algo más tiempo del que teníais previsto. ¿Qué os ha enamorado de este lugar? ¿Qué os ha llamado la atención de los kunas?

Nuestro plan inicial cuando llegamos a este lado del Atlántico era, después de recorrer las Antillas, poner rumbo a Groenlandia. Unos amigos navegantes nos convencieron para cambiar de ruta y visitar San Blas, ellos habían recorrido el mundo navegando durante casi 30 años y en su opinión no hay otro lugar más bello en el planteta… y hacia aquí nos vinimos. Teníamos pensado estar seis meses y llevamos año y medio. Los paisajes, la gente, el clima, los colores, la fauna. Todo es maravilloso y parece que no encontramos la puerta de salida.

Halconviajes.com Entrevista Velero

San Blas

Por otro lado también llegamos a Grecia con la intención de estar cuatro meses y nos quedamos más de dos años. Es la parte buena de haber hecho del viaje un proyecto de vida, no tenemos unos plazos cerrados que cumplir, si nos gusta un lugar lo exploramos y lo disfrutamos a conciencia. Navegar sin prisa es nuestro lema y creemos que la mejor manera de poder integrarte en un lugar. Después de los meses que llevamos aquí, paseamos por los pueblos y la gente nos conoce por nuestro nombre, notamos su aprecio y eso nos llena más que poner muchas cruces en el mapa… pero también sentimos que es hora de cambiar de escenario.

¿Lleváis algún rumbo establecido a medio-largo plazo o dejáis más espacio para la improvisación?

Halconviajes.com Entrevista Velero

Johan en cubierta

Como te contábamos la impovisación -o a nosotros nos gusta definirlo como la flexibilidad a a hora de cambiar de planes- es algo fundamental para nosotros: conoces a gente y te sumas a sus planes, llegas a un lugar y te gusta más de lo que pensábas y te quedas, o gusta menos y parte antes. La meteorología también tiene mucho que opinar en esto de trazar las rutas

En cualquier caso ahora mismo tenemos unos claros planes para la siguiente travesía. En octubre cruzaremos el canal de Panamá para poner rumbo a Chile. Queremos llegar a Pto Montt, la entrada de los canales chilenos, en diciembre tras haber visitado Galápagos e Isla de Pascua.

Esta vez, conscientes de nuestro gusto por tomarnos tiempo en los lugares que visitamos, hemos decidido pasar un año navegando sin prisa por los fiordos y canales antes de llegar a Ushuaia. Estamos deseosos de cambiar el calor del trópico por las temperaturas australes, el azul turquesa de las aguas caribeñas por el verde del bosque y el blanco de los glaciares.

Nuestra idea siempre fue dar vueltas por el mundo y no la vuelta al mundo… eso nos deja mucha más liberetad para ir arriba y abajo. Al Alea le gustan los viajes un poco así ¡aleatorios!

Artículos relacionados