Vietnam, el país que resurge como el Ave Fénix

Situado en el sudeste asiático, Vietnam es uno de los destinos más populares. ¿Las razones? Su variedad cultural, ambiental y su historia.

Todo aquel que va decide volver, ¿quieres saber por qué?

Monjes budistas, Vietnam

La sociedad vietnamita

La capital de Vietnam, Hanoi, cuenta con 8 millones de habitantes, que comprenden un total de 53 minorías étnicas. Los ciudadanos vietnamitas conviven entre el budismo, taoísmo, cristianismo, caodaísmo y confucianismo, convirtiendo al país en uno de los más ricos culturalmente a nivel mundial.

Tradicionalmente, los vietnamitas han vivido centrados en tres valores fundamentales: el campo, la fe y la familia, de manera que el mundo rural ha tenido fuerte presencia desde los orígenes y esto se ve reflejado en sus calles y monumentos.

Mujer vietnamita, cultura tradicional

 

Vietnam que inicialmente fue una colonia francesa cuenta también con una fuerte influencia china, puesto que fue ocupada durante 1000 años y por lo cual adquirió sus valores y tradiciones. Podría considerarse el país que resurge de sus cenizas, puesto que tras la finalización de la histórica guerra de Vietnam (1959-1975) ha sabido recomponerse y volver a ser el país tan unido que ha sido desde su origen.

 

Diferentes culturas conviven en el país.

Hanoi: la capital de Vietnam

El destino por excelencia al visitar el país es sin duda, Hanoi. Destaca su rico patrimonio arquitectónico, su pasado comercial medieval reflejado en su casco histórico y su gastronomía.

La primera parada que realizamos es el Lago Hoan Kiem, un lago natural de agua dulce con un perímetro de 1750 metros localizado en mitad de la ciudad, del que destacan el puente rojo (Puente Húc) una de las fotos más famosas de la ciudad, la Pagoda del islote central y la Tháp Rùa o Torre Tortuga, una pequeñita construcción sobre un islote. Su visita nos permitirá alejarnos un poco del bullicioso y caótico tráfico que nos acompañará durante toda la estancia en la capital.

Lago Hoan Kiem en Hanoi. Vietnam

Tras esta parada, seguimos la visita por las calles del barrio Old Quarter, una zona para perderse y descubrir de una manera más íntima la esencia de la ciudad. En esta zona las motos circulan por las aceras y los vendedores ambulantes alegran la ciudad. Es el momento perfecto para disfrutar de un ambiente puramente vietnamita.

Calles del Old Quarter en Hanoi. Vietnam

Lugares escondidos por Vietnam

Muy cerca del lago Ho Tay, no puedes dejar de visitar La Pagoda de Tran Quoc, la más antigua de Hanoi. Las posibilidades de que os sorprenda son numerosas… podría ser por su inusitada altura, por su color rosado, por su forma octogonal o por su estrechez.

Pagoda Tran Quoc en Hanoi, Vietnam.

En Hanoi, hay varias zonas en las que la vía del tren atraviesa la ciudad como en la zona oeste del Lago Hoan Kiem o cerca de la Catedral de San José. Ver a los vietnamitas hacer su vida cotidiana sobre ella hasta que se oye el pitido del tren y se tienen que apartar es una de las experiencias que merece la pena vivir.

Vías del tren sobre las que se hace vida cortidiana, Hanoi.

¡Nos vamos al norte!

No te vayas sin hacer una escapada al norte del país. Sapa, la Bahía de Halong y Ninh Binh son tres de tus indispensables. Sapa se sitúa al noroeste del país, popular por sus arrozales, tribus y sus increíbles montañas. Una de sus mayores atracciones es el mismo pueblo, donde se venden objetos de las tribus de las montañas y telas típicas que tejen las mujeres H’mong. Además, para los más senderistas, Sapa es el destino ideal para hacer trekking.

Sapa, el destino ideal para practicar trekking.

Al otro lado de Vietnam, se sitúa la Bahía de Halong, 2000 islas de roca repletas de vegetación y uno de los lugares más impresionantes del mundo por sus aguas cristalinas y selva tropical. Cuenta la leyenda que cuando los chinos invadieron a los vietnamitas, sus dragones defensores un día escupieron joyas que se convirtieron en las islas que conforman la Bahía de Halong, y que finalmente se unieron para crear una muralla contra los atacantes.

Vista de la Bahía de Halong, Vietnam

Y si lo que te apasiona es la naturaleza en todas sus vertientes tienes que hacer una parada en Ninh Binh. Visitar sus alrededores es una excursión obligada, sobre todo a Tam Coc, la joya de la corona de la región. Se sitúa a 7 kilómetros de la ciudad y puedes recorrerlo en barco en un par de horas para disfrutar de sus asombrosas cuevas y campos de arroz. Así que ya sabes, ¡a navegar!

En el norte de Vietnam., en la zona de Ninh Binh

 

Si te ha picado el gusanillo y te apetece conocer este país en primera persona, ¡es el momento perfecto! Aprovecha nuestra oferta este Black Friday y deja que el país del dragón te cautive.