La oferta especial para mujeres de Vincci

Blogashalcon-Hoteles-Oferta especial mujeres cadena Vincci

Más de una vez hemos hablado aquí de la búsqueda de la especialización por parte de los hoteles como forma de buscar nuevos nichos comerciales. Y uno de ellos es el femenino; al fin y al cabo, en algunos países se ha implantado la oferta de un servicio esclñusivo para ellas, no śolo en este sector sino también en otros: transportes, paquetes vacacionales, etc. Siguiendo esa tendencia, la cadena española Vincci tiene una oferta especial dirigida a mujeres.

Se trata de establecimientos que, dentro de la línea Vincci (entornos urbanos sobre todo y categorías entre 4 y 5 estrellas), ha concebido determinadas propuestas adaptables para todo tipo de clientela siempre que pertenezca al mal llamado sexo débil. Empezando por lo obvio, un conjunto de amenities mucho más variado de lo que se suele ofrecer: más allá de los consabidos jabón, champú y gorro de baño, la gama se diversifica en productos desmaquilladores, pañuelos de papel, pinzas, lima cepillo para el pelo, cosméticos, productos de higiene íntima y minicosturero.

Por supuesto, tampoco van a faltar el secador y el espejo de aumento, que ya son habituales en casi todos los hoteles, ni otro tipo de atenciones más generales como prensa diaria (incluyendo revistas femeninas, claro), carta de almohadas, abrillantador de zapatos, cafetera, escritorio o conexión Wi-Fi. Sin olvidar el buffet libre para el desayuno, que incluye un rincón dietético para quienes cuiden especialmente la figura, y las comidas a base de productos de mercado y temporada.

Luego, dentro de las mujeres, puede haber subdivisiones por edades, profesión, tipo de viaje, etc. Por ejemplo, para quienes se alojen por un viaje de amigas, hay habitaciones comunicadas entre sí o con espacio común para reunirse. Además podrán reservar el servicio SoMa Dressing Room, un probador disponible durante 3 horas para probarse la ropa comprada en una tarde de shopping: ofrece aparcamiento, espejo de cuerpo entero, música chill out y café con repostería, pudiéndosele añadir extras como personal shopper o masaje de reflexoterapia acompañado de un cóctel.

Claro que ir de compras no es el único horizonte. Habrá quienes busquen el relax y para eso Vincci tiene los Nammu corners en muchos de sus hoteles: una zona de spa con circuitos que incluyen sauna, jacuzzi, duchas de contrastes, baños de vapor y fuente de hielo, así como diversos tratamientos faciales, corporales, relajantes o energizantes.

En resumen, la especialización en una clientela femenina, adaptándose a sus gustos y demandas, es una de las iniciativas más astutas de la cadena, que ha tenido en cuenta que muy a menudo son las mujeres las que deciden el destino en vacaciones y, con ello, las que eligen el hotel. Entre otras cosas.