Virgin Atlantic permitirá utilizar el móvil durante sus vuelos

¿Cuántas veces hemos deseado llamar a la familia o enviar un importante mensaje de trabajo desde el avión? Lo que hasta ahora estaba terminantemente prohibido es ya posible con la aerolínea británica Virgin Atlantic, que ya permite utilizar los teléfonos móviles a bordo.

El servicio será estrenado en los vuelos del Airbus A330 que realizan la ruta de Londres a Nueva York, pero pronto será implementado también en los Boing 747 de la aerolínea. Si todo marcha según lo previsto a finales de 2012 Virgin Atlantic ofrecerá el servicio en al menos 20 de sus aviones.

Es de esperar que sea así, pues la medida responde a un deseo que desde hace mucho tiempo encabeza la lista de los servicios más demandados por los pasajeros. Se reclama más conectividad durante los vuelos, y con el nuevo servicio de Virgin Atlantic no sólo se podrá enviar correos electrónicos o conectarse a Internet (algo que ya ofrecen algunas aerolíneas) sino también realizar llamadas o enviar mensajes de texto desde el propio teléfono móvil.

Pero, ¿qué ocurre con las famosas medidas de seguridad que hasta ahora han impedido que esto fuera posible? Según el portavoz de la compañía el servicio no representa ningún riesgo para los pasajeros, ya que la instalación de telecomunicaciones no causa interferencias con el equipo del avión.

Claro que para ello su uso deberá limitarse: el servicio no estará permitido durante el despegue o el aterrizaje, el terminal deberá estar apagado hasta los 250 kilómetros de espacio aéreo, y tan sólo diez personas podrán realizar llamadas al mismo tiempo.

Por el momento Virgin Atlantic ofrecerá el servicio a los clientes de 02 y Vodafone, y a un precio de roaming; un factor significativo que a buen seguro reducirá también el uso de la instalación por parte de los pasajeros.

Por lo que respecta a los viajeros españoles, dado que Virgin Atlantic no vuela a Madrid, Barcelona, ni a ninguna ciudad española, si queremos probar el servicio tendrá que ser en alguna de las diez rutas en las que la británica espera implementar el servicio a lo largo de los próximos meses. Eso, o aguardar a que el resto de aerolíneas se animen a imitar la iniciativa; si se ve negocio en ello seguro que no tardarán.