Visita a la Cueva de los Verdes en Lanzarote


Lanzarote, la isla de Canarias, cuenta con bellezas sobre y bajo tierra. Bellezas inigualables que merecen ser descubiertas. Bellezas tales como la Cueva de los Verdes.

La misma se encuentra ubicada en el norte de la isla, más precisamente en el municipio de Haría. Se trata éste de un túnel formado por el Volcán de la Corona, de los más extensos del mundo y que cuenta con dieciséis Jameos, es decir, aberturas en el terreno que permiten acceder a diferentes grutas.

Así, el público podrá viajar a las entrañas de la tierra, para recorrer estas bocas abiertas en la tierra. Un tramo formado por un kilómetro de galerías superpuestas interconectadas verticalmente entre sí, en varios niveles.

Allí, el visitante encontrará que el túnel llega a los cincuenta metros de altura con sectores cuya anchura alcanza hasta los quince metros. Por su parte, a lo largo del recorrido se podrán observar distintas formaciones y estructuras pétreas, toda una clase de geología: canales y goterones de lava y depósitos salinos, entre otras cosas.

De este modo, este espectáculo natural de Lanzarote sorprende, además, por sus colores. Claro, dado que la gama de tonalidades que puede apreciarse en las bóvedas y paredes de la gruta van desde los rojizos hasta los ocre, debido a las diferentes sustancias que se encuentran en la superficie.

En tanto, más allá del aporte de la naturaleza, el hombre ha intervenido para que la Cueva de los Verdes luzca aún mejor. Esto es gracias al artista lanzaroteño Jesús Soto quien iluminó y aportó música ambiental a la explanada de acceso exterior y al sendero interior. Una intervención artística muy respetuosa con el entorno.

La visita

El tiempo estimado que se calcula para recorrer la Cueva de los Verdes en Lanzarote es de entre 45 minutos a una hora. Para ello, los visitantes adultos deberán pagar 8 euros y los niños (entre 7 y 12 años) 4 euros.

El sitio abre al público todos los días de 10 a 18 durante el año y extiende su horario hasta las 19 durante el verano. El último recorrido parte una hora antes de culminar el horario de visita.

Cabe destacar que, en los meses de verano, el número de personas dispuestas a conocer este atractivo de Canarias es mayor, por lo tanto es recomendable realizar las visitas individuales en horario de tarde.