Descubre los secretos del mundo marino en el Acuario SEA LIFE

blogshalcon-disney-acuario

¿Qué tienen en común todos los niños, además de la ilusión por la magia? Es fácil: su amor por los animales. No por nada todas las películas de Disney cuentan entre sus principales protagonistas con algún simpático animalito que canta, baila y nos hace reír con sus travesuras.

¿Os acordáis de Nemo? ¿Y del cangrejo Sebastián? Ellos, como otros muchos personajes Disney, viven en el fondo del mar. Si os apetece verlos de cerca no dudéis en aprovechar vuestras vacaciones en Disneyland Paris para visitar el Acuario SEA LIFE Val d’Europe, una manera fabulosa de acercaros a los secretos del mundo marino con la que aprenderéis y os divertiréis al mismo tiempo.

Con más de 50 acuarios individuales en los que viven hasta 300 criaturas de diferentes especies, SEA LIFE ofrece un viaje a las profundidades del mar tan apasionante como didáctico. A través de su túnel de 360º podréis aprender cómo viven las pequeñas gambas, maravillaros ante la belleza y complejidad de los caballitos de mar, pasar algo de miedo ante los temidos tiburones y encariñaros de las simpáticas tortugas… ¿No es una maravilla verlas nadar?

Y si habéis visto el clásico de Disney La Sirenita seguro que recordáis a Flotsam y Jetsam: la misteriosa pareja de anguilas que ayudaba a Úrsula en sus fechorías. También estos escurridizos animales, conocidos como los “guardianes de la oscuridad”, tienen cabida en el acuario SEA LIFE. ¡Seguro que tras conocerlas no os parecen tan malvadas!

“La vida bajo el mar es mucho mejor que el mundo de allá arriba”, canta Sebastián. Y lo cierto es que razón no le falta, aunque para que esto siga siendo así, nosotros los humanos tenemos que tomar conciencia de nuestro papel. Para ello, SEA LIFE cuenta con charlas y conferencias donde nos explicarán las amenazas que acechan al mundo marino y qué podemos hacer para protegerlo. ¿Os animáis?

El acuario SEA LIFE Val d’Europe abre todos los días del año y se encuentra a tan solo cinco minutos de los parques Disney. Podéis llegar a él en coche (cuenta con parking gratuito para ello) y en transporte público, mediante el tren de cercanías.