Visitar Japón: una obligación

6 ciudades que no debes perderte cuando hagas tu viaje a Japón

Los españoles amamos Japón, y eso queda muy claro al observar un aumento del 19% del turismo español en este país. Visitar Japón una vez en la vida es casi una obligación. Agradecemos la amabilidad y generosidad de sus habitantes, y compartimos con ellos el disfrutar de estar rodeado de la familia, los amigos y los placeres sencillos de la vida.

Su respeto por la naturaleza hace que, en cada estación, los japoneses realicen celebraciones, como pueden ser el florecimiento de los cerezos en primavera, por lo que es un buen país para descubrir en cualquier época del año.

Si vas a Japón, te recomendamos 6 ciudades que puedes visitar:

1.- Visitar Japón: Kagoshima

Visitar Japón: Kagoshima

Esta ciudad japonesa está hermanada desde los años 60 con otra italiana: Nápoles. Precisamente se la conoce con la Nápoles de oriente, ya que además de estar ubicada en una bahía, se sitúa cerca de un volcán (el estratovolcán Sakurajima) y tiene un clima parecido. Si visitas esta ciudad, no debes perderte su castillo ni su parque nacional Kirishima-Yaku.

 

2.- Visitar Japón: Kyoto

Visitar Japón: Kyoto

Esta ciudad fue la antigua capital de Japón y actualmente conserva toda su esencia tradicional. Si vas a Japón, debes visitar Kyoto obligatoriamente.

Lo que no debes perderte de esta ciudad es el barrio de Sannenzaka, donde te sumergirás en el antiguo Japón. Otra visita fundamental es la del Templo Dorado de Kyoto, el Kinkaku-ji, y sus jardines.

En Japón descubrirás muchos templos, pero los 4 kilómetros de más de 10.000 puertas del santuario de Fushimi Inari te dejará sin aliento. Y antes de proseguir tu viaje por Japón, no dejes de visitar cerca de Kyoto el Bosque de Bambú de Arashiyama.

 

3.- Visitar Japón: Nara

Visitar Japón: Nara

De nuevo podrás descubrir en esta ciudad increíbles templos japoneses. Es fundamental la visita del templo budista Todai-ji, un enorme templo de madera que alberga una de las más grandes esculturas de Budah del mundo.

Alrededor de este templo, descubrirás unos curiosos visitantes con los que te divertirás: los Ciervos Sagrados de Nara, a los que podrás alimentar y acariciar.

 

4.- Visitar Japón: Nagoya

Visitar Japón: Nagoya

En el centro de la isla Honshu encontrarás la cuarta ciudad más grande de Japón, ubicada en la Costa Pacífica. Aquí encontrarás una alucinante obra maestra de la arquitectura oriental, el castillo de Nagoya.

Es un castillo de la época Edo y fue de los más importantes castillos/ciudad de Japón. Contenía grandes obras de arte orientales que todavía se conservan milagrosamente, ya que durante la Segunda Guerra Mundial, el castillo fue totalmente derruido.

En 1959 acabaron las obras de reconstrucción del castillo, y actualmente se puede disfrutar de este tesoro de la cultura  japonesa. Si lo visitas en primavera, disfruta de la celebración de Shakura o de los cerezos en flor en el río Yamazaki. Espectacular.

 

5.- Visitar Japón: Tokyo

Visitar Japón: Tokyo

Una de las metrópolis más dinámicas del mundo, aquí encontrarás una mezcla sorprendente de tradición, tecnología y fantasía japonesa. Si quieres apreciar bien la ciudad, es muy bonito subir tras el amanecer al mirador de la torre Mori y disfrutar de la visión de la ciudad desde arriba.

Tokyo de noche es inolvidable, y sobre todo si visitas Shinjuku y sus neones o atraviesas su gran cruce de peatones de Shibuya. Es también muy interesante visitar el mercado de pescado de Tsukiji y disfrutar de un poco de sushi.

Si queréis viajar a las afueras  de la ciudad, es muy recomendable visitar el Lago Ashinoco, al oeste de la ciudad, y ver en todo su esplendor el monte Fuji. Tras esto, alojarse en la posada más antigua de aguas termales del mundo, el Nishiyama Onsen Keiunkan, puede ser una delicia.

 

6.- Visitar Japón: Sapporo

Ubicado en la isla más al norte de Japón, Hokkaido, esta ciudad disfruta de un clima nevado en invierno y es el hogar de la famosa cerveza japonesa Sapporo.

Es interesante visitar alguno de sus múltiples parques, visitar el museo de la cerveza y sorprenderte de su curiosa historia vinculada a los Estados Unidos.