¿Y si nos tomamos las uvas en el desierto?

Empieza el año en crucero exótico

Los cuartos, las 12 campanadas… ¿y si este año cambiiáis el sofá y la televisión por un paisaje diferente? Imaginad un crucero por Dubái, Omán y Emirates Árabes Unidos.  Unos destinos de lujo que podéis descubrir en el mismo viaje gracias a los cruceros.
 
Crucero por Emiratos Árabes

Dubái. Foto: Flickr/ dave watts

Para los que estéis cansados de celebrar fin de año de la misma manera o de las aburridas reuniones familiares… ¿qué os parece estar celebrando la entrada del año brindando con cava en la cubierta de un barco? ¡Iros de crucero! Una opción idílica para aquellos que quieran conocer cómo se celebra el último día del año en otros países.

Y qué mejor lugar que uno que se carecterize por ser una de las capitales del lujo: Dubái. Convertido en la meca de la arquitectura, inundada de rascacielos delirantes y destino de compras por excelencia. Podréis sumergiros en el lugar donde parece todo posible: desde esquiar en la mayor estación cubierta de esquí donde hay nieve todo el año, hacer un safari en el desierto, con jeeps, montados en camello o haceros un tatuaje de Henna para atraer la suerte para el año que viene. Es la joya dentro de los siete Emiratos Árabes Unidos.

Con 2.600 km de costa, Omán se convierte en otro de los lugares “objeto de deseo”.  Es el estado independiente más antiguo del mundo árabe, su sultán Qaboos Bin Said no tiene herederos y poco se sabe de su vida personal. La capital, Muscat, tiene una mezcla entre el antiguo mundo árabe y la parte moderna. Presume de ser uno de los lugares con una belleza natural que embriaga a todo el visitante, y además posee un turismo muy exclusivo.

Cruceros Oriente Halconviajes.com

Mezquita Omán; Fotocomunity; by i-medya

Otro puerto de destino que incluye un crucero por Oriente es el Khor Fakk. Fujairah es el emirato más humilde de los siete Emiratos Árabes Unidos. Situado en el golfo de Omán, tiene montañas escarpadas y bellas playas naturales. Encontraréis la maravilla estampa de un desierto de dunas rojas, y podréis visitar la montaña del camello, donde se aprecia la figura de este animal.

Contrapuesto es el paisaje que veréis en la ciudad de Khasab, en el estrecho de Ormuz. Se caracteriza por sus glaciares, de ahí que se la conozca como “la Noruega de Arabia”.

Y por último, no nos puede faltar una de las ciudades más conocidas y que se ha creado encima de un desierto. Abu Dhabi. Rodeada de islas, la mayoría artificiales, impactan tanto al visitante como sus rascacielos. Visita la gran mezquieta de Sheik Zayed, la segunda más grande del mundo tras la de Estambul y como curiosidad, posee una alfombra de más de 6.000 metros cuadrados y pesa 35 toneladas. Además, el templo cambia en función de las fases lunares, y la lámpara central tiene 40 millones de cristales Swarovski.

¿De verdad que después de lo que habéis leido no os entran ganas de aprovechar el  “Momento Pullmantur” y hacer un crucero en 2013 hasta con un 60% de descuento?

Crucero Halconviajes.com

Gran Mezquita Abu Dhabi. Foto; Flickr/jemasmith


Artículos relacionados