El Artista del mes: Las versiones de Enrique Bunbury

Halconviajes.com Bunbury

Como os contábamos en otro post sobre nuestro artista del mes, Enrique Bunbury, su música se nutre de su experiencia en varios grupos, en solitario y de sus influencias recogidas a lo largo de su carrera y sus viajes. En este camino, ha ido eligiendo grandes temas que más tarde ha versionado.

Llegó incluso a tener un proyecto en paralelo desde 2004 llamado Los Chulis, con el que versionaba grandes temas, de artistas de lo más variopintos desde Bob Dylan, hasta Marc Anthony, pasando por alguna canción Disney. Hoy repasamos algunas de ellas.

Ballad of a Thin Man, publicada en 1965 por Bob Dylan en Highway 61 Revisited, su sexto álbum de estudio, fue el primer tema que propuso el cantante para versionar a varios músicos. Surgió de una admiración profunda de Enrique por el de Duluth: “Dylan es mucho Dylan” se ha pronunciado alguna vez. No ha sido el único gran cantautor al que se ha atrevido a versionar: El Bird on the Wire de Leonard Cohen también fue adaptada al español bajo el nombre de “En el alambre”.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=-FWu_2TSKSY[/youtube]

Otros trovadores clásicos, esta vez en castellano fueron elegidos para esta ocasión: es el caso de Silvio Fernández, de quien tomó su tema Rezaré o el tema en recuerdo a Ernesto Che Guevara, Hasta Siempre Comandante, original del cubano Carlos Puebla.

También se declinó por la música de nuestro país: del gran Antonio Vega, eligió Una décima de Segundo, y de Manuel Alejandro, Frente a frente, popularizada en la voz de la cantante Jeanette. Algo más actual es Pequeño Rock and Roll, del cantautor Quique González, con quien ha colaborado en otras ocasiones.

También ha habido por su parte un acercamiento a la música infantil: una versión del mexicano Cri Cri, Un barquito de cáscara de nuez, que fue grabada para el cumpleaños de su sobrino y un tema algo más canalla: O´Malley del Arrabal, que se rescató para la ocasión de la banda sonora de Disney de Los Aristogatos.

Bunbuby cuenta que cuando era adolescente su padre comenzó a leer sobre la figura de David Bowie con el fin de entenderle.  No quiso dejar pasar la ocasión de versionar algún tema del camaleónico inglés: eligio Absolut Begginers y la transformó en Principiantes.

Además de este proyecto, las versiones han acompañado otros trabajos del músico zaragozano: en su disco Licenciado Cantinas escogió varios temas de la música latinoamericana, que considera una deuda con la música y sobre todo, un agradecimiento. En ella, escuchamos las letras de Agustín Lara o Atahualpa Yupanqui, entre otros.

En su último trabajo, PaloSanto, también se pueden apreciar todas las influencias de las que bebe, aunque ha querido hacer algo más moderno, puramente personal y algo distinto. Pero es mucho mejor que juzguéis vosotros mismos disfrutándole en directo. En Halconviajes.com ya podéis conseguir esas entradas para ver a Enrique Bunbury en el mes de junio.