Emirates: tendiendo puentes a través de la música

Unir personas de todo el mundo alrededor de un mismo mensaje: esa ha sido la idea de la aerolínea Emirates, cuya última campaña “Hello Tomorrow” aborda la idea de crear puentes entre los 7.000 habitantes de nuestro planeta a través de una sonrisa o de la música.

Historias interconectadas, sonrisas que se comparten y una orquesta formada por músicos de todo el mundo son algunas de las acciones que contempla esta campaña que ya se ha ganado el corazón de los internautas.

Una orquesta global

De todas ellas, la orquesta global Harmony tiene un papel protagónico al hacer todavía más partícipes a los usuarios. Su funcionamiento es sencillo: tan sólo hay que entrar en la página web, seleccionar a los tres músicos deseados entre un amplio escaparate que incluye arpas, taikos, saxofones y flautas, y darle al play.

El resultado: una melodía perfectamente armónica que suena igual de bien sea cual sea la combinación elegida. Tras ello, la página web ofrece la posibilidad de compartir nuestra creación en las redes sociales para animar a nuestros amigos a formar parte del movimiento.

Los más atrevidos o talentosos tienen también la opción de subir sus propios ritmos a la galería de Harmony para crear una composición todavía más personal. Aquellas que logren impresionar a los jueces de Emirates serán compartidos en el canal de YouTube de la compañía para disfrute de todos los internautas.

Pasión por la música

Emirates ha manifestado siempre su pasión por la música. Prueba de ello es su condición de socio de las Orquestas Sinfónicas de Sydney, Melbourne y San Francisco, y sobre todo, los más de 700 canales musicales que conforman su oferta de entretenimiento a bordo, entre los que se incluyen clásicos y novedades de todo el mundo.

Ahora, la aerolínea ha querido ir un paso más allá creando esta orquesta global e invitando a sus usuarios a participar de un viaje musical único que, además de servir como escaparate de los 120 destinos a los que vuela, logre unir personas de todo el mundo alrededor de un mensaje de hermandad lanzado de la mejor manera posible: con el lenguaje universal de la música. Bonito, ¿verdad?